Un ciclista que fue atropellado en un paso de cebra, fue obligado a pagar los daños ocasionados al coche.

Hace unas semanas nos enterábamos de que un juez de Sevilla había fallado en contra de un ciclista que había sido atropellado en un paso de cebra en la capital hispalense. El ciclista fue condenado a indemnizar con 500,42 euros al conductor del coche con el que se produjo la colisión, causándole daños en su carrocería (ver Diario de Sevilla). Aquella sentencia resultó sorprendente, e incluso causó controversia y estupor entre muchos. El juez consideró que el ciclista era responsable de los daños sufridos por el turismo a consecuencia de la colisión, por haber cruzado un paso de peatones regulado por un semáforo, en fase verde para los peatones y en ámbar intermitente para vehículos a motor. Sigue leyendo